Niños feroces Epub

Título: Niños feroces


Autor: Lorenzo Silva


Fecha de publicación: 2011


Género: Dramático




Link de descarga


Resumen: En Niños feroces, la nueva novela de Lorenzo Silva, el autor crea un relato enhebrando estampas de hoy y de ayer, desde las guerras de Irak y Afganistán o el 15-M hasta los escenarios de una Europa en guerra: desde Madrid a Berlín, con un alto en el Portbou donde encontró la muerte Walter Benjamin; desde la primera línea de fuego de la encarnizada batalla de Krasny Bor hasta los áridos campos de Nayaf. 

Lázaro, el joven protagonista de Niños feroces, es un aprendiz de escritor que, falto de fe en sí mismo, teme enfrentarse al papel en blanco. Su maestro del taller de escritura, que también se llama Lázaro, opina que éste tiene el talento y la capacidad para escribir lo que quiera, pero el muchacho alega que el principal problema es que no tiene argumentos, que le falta imaginación para construirlos. Así que el profesor decide regalarle más que una historia...

A modo de diario de guerra, de novela histórica, Lorenzo Silva rubrica un alegato contra el belicismo a caballo entre la realidad y la ficción. En boca de Lázaro, el joven aspirante a escritor, y de la mano del otro Lázaro, el maestro, seremos testigos directos de las vicisitudes de un joven soldado, Jorge García Vallejo, que con apenas veinte años decide combatir con la División Azul en Rusia durante la Segunda Guerra Mundial. De este forma, en un juego de espejos narrativo, Silva muestra al lector los niños feroces que hace varias décadas empuñaron un fusil durante la Guerra Civil Española y la Segunda Guerra Mundial y los que en la actualidad lo hacen en Irak y Afganistán.

2 comentarios:

Chedor dijo...

Muchísimas gracias por el libro. Lo estaba esperando con impaciendcia.

Elisa M.C. dijo...

Me alegra que te haya ilusionado encontrar el libro.

Para mí fue muy curioso que apareciera, porque precisamente el día anterior había estado hablando con mi hermano sobre él, y el gran interés que él tenía de encontrarlo, así que, mi alegría fue doble.

Gracias por pasar Chedor,...saludos.


Subir