El tiempo entre costuras

Ahora que está en candelero el conflicto entre saharauis y Marruecos, termino de leer El tiempo entre costuras, escrita por María Dueñas.Se desarrolla en gran parte en Tánger y en Tetuán, capital del Protectorado español en Marruecos, puesto que sucede en los años inmediatamente anteriores a la guerra civil.
Me ha gustado conocer esa parte de la época colonial española de la que realmente sabía muy poco, y ahondar en los personajes que protagonizaron dicha etapa histórica, sobre todo Juan Luis Beigbeder, el primer ministro de Exteriores del gobierno de Franco, su amante la inglesa Rosalinda Fox, cuya labor diplomática fue importante en aquel tiempo, Ramón Serrano Suñer, el cuñado del generalísimo, Alan Hillgarth, jefe de la inteligencia británica en España...… Es muy curioso cómo se mezclan en la novela los personajes reales con los de ficción en un marco tan exótico como me resultó esta colonia española en los años 30 y 40.


Por otra parte, la historia de amor, ( hay quien dice que le recuerda Casablanca, pero yo le veo también un toque de Encadenados) me parece poco creíble y para mi gusto con demasiados tópicos, pero se deja leer, se deja leer como la parte más fácil de la novela, donde el espionaje entre telas, salones de belleza, cócteles en Embassy y fiestas en el Ritz nos va paseando por la historia de España y de Europa durante esos años. Una mezcla por tanto de novela negra, policiaca y de espías a la vez que histórica.
                                        *************************************
Uno de los efectos del enamoramiento loco y obcecado es que anula los sentidos para percibir lo que acontece a tu alrededor. Corta al ras la sensibilidad, la capacidad para la percepción. Te obliga a concentrar tanto la atención en un ser único que te aísla del resto del universo, te aprisiona dentro de una coraza y te mantiene al margen de otras realidades aunque éstas transcurran a dos palmos de tu cara. Cuando todo saltó por los aires, me di cuenta de que aquellos ocho meses que había pasado junto a Ramiro habían sido de tal intensidad que apenas había tenido contacto cercano con nadie más. Sólo entonces fui consciente de la magnitud de mi soledad. En Tánger no me molesté en establecer relaciones con nadie: no me interesaba ningún ser más allá de Ramiro y lo que con él tuviera que ver. En Tetuán, sin embargo, él ya no estaba, y consigo se habían marchado mi asidero y mis referencias; hube por ello de aprender a vivir sola, a pensar en mí y a pelear para que el peso de su ausencia fuera poco a poco haciéndose menos desolador. Como decía el folleto de las Academias Pitman, larga y escarpada es la senda de la vida.
                                            El tiempo entre costuras- María Dueñas
  <-------------Para descargarlo, haz clic
* En estos momentos, el libro está en la segunda posición entre los más vendidos en El Corte Inglés.
* La novela será adaptada a la TV por Antena 3.

0 comentarios:


Subir